. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
.
  solapa guia eclesiastica solapa_prensa plan compartir . . . .
cabezal_prensa .
 
. . . . . .
.
    .
icono_cruz --NOTICIAS .
organismos .
homilias
 
 
 

 

 

 

 

 

.
.
.
.
btn1 btn2 btn3 .
  Imágenes:
 
.
Audios/Mp3:
.
Videos:
.
Otros Archivos :
 

 

 

 

 

 

 

 
2011-06-02 | 
 ACA: Celebración por los 80 Años de Vida en Argentina
 
 La Acción Católica Argentina (A.C.A.) celebró el sábado 28 mayo sus 80 años de vida con una misa en la catedral metropolitana presidida por el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Jorge Mario Bergoglio.
El purpurado porteño recordó que “la Acción Católica no es una multinacional que tiene que hacer balances anuales. Son hombres, mujeres, jóvenes y chicos que llevan una propuesta, de la que están enamorados, con fervor, alegría, con gozo y mansedumbre. La propuesta que vivimos es Jesús el Salvador, dar razones de lo que creemos y esperamos”.
“¡Cuánto camino andado, cuánta huella!”, destacó ante un templo colmado por adultos, jóvenes y aspirantes de la institución laical.
La Eucaristía fue concelebrada por el asesor nacional de la A.C.A. y obispo de Concordia, monseñor Luis A. Collazuol; el obispo de Quilmes, monseñor Luis Stöckler; y los obispos auxiliares de Buenos Aires, Joaquín Sucunza y Eduardo García, asesor arquidiocesano de la A.C.A.
El cardenal Bergoglio reflexionó sobre el evangelio del día presentando tres momentos: una mirada hacia adentro, a la intimidad con Dios y otra hacia fuera. Llamó a ir hacia “todas las periferias existenciales, a toda periferia humana que tenga necesidad de ese amor”, y recordó que el apóstol debe vivir esa “tensión entre el mensaje que llevamos y la manera como somos recibidos”. Y el modo, la tercera mirada, se refirió a la mansedumbre.
La celebración comenzó con el ingreso, por la nave central, de la bandera argentina portada por representantes de las diócesis del país, cuyos presidentes se habían reunido previamente en la Asamblea Nacional. Tras ellos, accedieron los celebrantes, junto con trece sacerdotes y el diácono que portó la cruz.
La enseña nacional fue puesta a los pies de la imagen de Nuestra Señora de Luján, patrona de la Argentina y de la A.C.A., ubicada al costado del altar, y ante quien los representantes de la institución renovaron su consagración.
Tras proyectarse un video que recorrió en forma sintética pasajes de la vida de la A.C.A. y que recogió aplausos, en particular al mencionar a monseñor Manuel Moledo y al cardenal Eduardo Pironio, ex asesores nacionales, el presbítero Luis Casella, viceasesor de la A.C.A., leyó el mensaje que Benedicto XVI envió para el aniversario del 5 de abril.
El ingeniero Emilio Inzaurraga, presidente del Consejo Nacional de la A.C.A., hizo hincapié en la campaña “La pobreza duele”, en el valor de la vida desde la concepción y en el programa “Votá tu voto vale” y entregó medallas de agradecimiento a veinte instituciones con las que la A.C.A. trabaja intensamente.
Ellas fueron para ACDE (Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas), la Liga de Madres de Familia, el DEPLAI (Departamento de Laicos de la Conferencia Episcopal), Caritas Argentina, las comisiones episcopales de Pastoral Social, Juventud, Ecumenismo y Adicciones, la Mesa Argentina de Mujeres (interreligiosa), Diálogo Ciudadano, la Asociación Cristiana de Jóvenes, la Universidad Católica Argentina, el Consejo Superior de Educación Católica (CONSUDEC), la Sociedad de San Pablo, la UMOFC (Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas), el Club Gente de Prensa, la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA), el Grupo Educativo Marín, el Canal 21, el semanario “Cristo Hoy” y Radio María.
Finalmente se expresó el reconocimiento a los cuatro ex presidentes de la A.C.A. presentes, en un emotivo cierre: Carlos Sabatté, Osvaldo González Prandi, Beatriz Buzzetti y Alejandro Madero (h).
La fiesta se prolongó a la salida, en la calle, en los cánticos y abrazos, una alegría conmovedora.

Pobres y excluidos, la vida, el compromiso ciudadano

“Somos muchos los que estamos acá, una vez más se han superado nuestras expectativas, pero son muchos más los que en cada rincón de la patria viven con pasión esta vocación laical que hemos abrazado”, expresó en su mensaje el ingeniero Inzaurraga.
“La catedral metropolitana que hoy nos recibe, es un signo de la Iglesia viva. Está Jesús, está nuestra Madre, están muchos amigos que nos acompañan como signo de comunión. Está la Acción Católica. La catedral hoy parece latir”, prosiguió.
Al referirse al mensaje papal, en el que subraya el tema de la santidad, Inzaurraga manifestó que “esta palabra que para muchos parece misteriosa y lejana, y para nosotros tiene que ser una palabra común, de cada día. No para expresar algo heroico (aunque la vida común también necesita gestos heroicos), sino para resumir nuestra disposición a la acción del Espíritu que nos anima a seguir a Jesús, sirviendo con alegría , esperanza y compromiso en la vida familiar, social, cultural ,política de nuestra comunidad, de nuestro barrio, de nuestra ciudad. Santidad significa también para nosotros darse al servicio del bien común”.
“Por eso caminamos confiados, proponiendo tejer relaciones fraternas que nos permitan contribuir a realizar en la historia de nuestra Patria una sociedad más justa y más humana, trabajando decididamente para erradicar la pobreza y promover el desarrollo integral. ¡Porque la pobreza duele! Y queremos construir una nación sin excluidos. ¡Priorizamos la vida! En cada etapa de su desarrollo y en toda situación, especialmente de los niños por nacer y la de nuestros hermanos más necesitados”.
“Queremos asumir nuestro compromiso ciudadano, desde la acción simple de votar responsablemente, y también ofreciendo, en la vida privada y pública, presencias cualificadas, gratuitas, rigurosas en los comportamientos, fieles al magisterio eclesial y orientadas al bien de todos. La crisis que vivimos no es solo de valores sino también de la necesidad de liderazgos comunitarios positivos, generosos, que encarnen los valores que proponen, cuya principal motivación sea el desarrollo integral de las personas y de las comunidades, buscando siempre el bien común”, concluyó.+

derechos reservados
guia eclesiastica prensa   organismos calendario links
complot