. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
.
  solapa guia eclesiastica solapa_prensa plan compartir . . . .
cabezal_prensa .
 
. . . . . .
.
    .
icono_cruz --NOTICIAS .
organismos .
homilias
 
 
 

 

 

 

 

 

.
.
.
.
btn1 btn2 btn3 .
  Imágenes:
 
.
Audios/Mp3:
.
Videos:
.
Otros Archivos :
 

 

 

 

 

 

 

 
2019-11-26 | Buenos Aires, 21 de noviembre de 2019
Saludo en el 60º Aniversario de presencia de las Hermanas Clarisas en Corrientes

Nuestra Santa Madre Clara empieza su Testamento recordando que “Entre los otros beneficios que hemos recibido y recibimos cada día de nuestro espléndido benefactor el Padre de las misericordias (cf. 2 Cor 1,3), y por los que más debemos dar gracias al Padre glorioso de Cristo, está el de nuestra vocación, por la que, cuanto más perfecta y mayor es, más y más deudoras le somos” (Testamento). Estas palabras de nuestra santa fundadora me sirven para dar gracias con ustedes, queridas hermanas, por la vocación, que sin mérito de nuestra parte hemos recibido del Padre de las Misericordias.

Como todo aniversario, además de ser un providencial motivo para dar gracias, es también una ocasión favorable para renovar nuestra profesión religiosa, y por ello comparto con ustedes un hermoso fragmento de la primera carta de Clara de Asís a Inés, en la que le escribe sobre la dichosa vocación a la que ha sido llamada, diciéndole: “con entereza de alma y enamorado corazón, has preferido la santísima pobreza y la escasez corporal, uniéndote con el Esposo del más noble linaje, el Señor Jesucristo. El guardará tu virginidad siempre intacta y sin mancilla. Amándolo, eres casta; abrazándolo, te harás más pura; aceptándolo, eres virgen. Su poder es más fuerte, su generosidad es más alta, su aspecto más hermoso, su amor más suave, y todo su porte más elegante” (ICarta a Inés). ¡Qué inconfundible centralidad que le otorga a Jesús el corazón de una mujer consagrada!

Siento no poder acompañarlas personalmente. Pero me uno en el Espíritu del Señor con mi hermano Mons. Domingo S. Castagna, que presidirá la Eucaristía, en la que juntos, y con la presencia de la presidenta de la federación, la madre abadesa María de los Ángeles y abadesas que la acompañan, doy gracias a Dios por los beneficios recibidos durante estos 60 años y por la presencia del carisma clareano que enriquece nuestra comunidad eclesial.

Con la alegría de las jóvenes que se han unido a ustedes para hacer su camino de discernimiento vocacional, les deseo mucha fecundidad espiritual en el futuro. Cuento con sus oraciones y les aseguro las mías.

Las abrazo y bendigo.


†Andrés Stanovnik OFMCap
Arzobispo de Corrientes



derechos reservados
guia eclesiastica prensa   organismos calendario links
complot